Archivo de la etiqueta: clasificación del periódico

EL PERIÓDICO

(Foto: Anairene Asuaje)

Los periódicos son publicaciones editadas normalmente con una periodicidad diaria o semanal, cuya principal función consiste en presentar noticias. Los periódicos también contienen opiniones y comentarios sobre éstas, defienden diferentes posturas públicas, proporcionan informaciones y consejos a sus lectores y a veces incluyen tiras cómicas, chistes y artículos literarios. En casi todos los casos y en diferente medida, sus ingresos económicos se basan en la inserción de publicidad.

Clasificación del periódico.

Según su formato, existen dos tipos de periódicos los cuales se diferencian por el tamaño de cada uno.

Estándar: es el más clásico y grande, lo utilizan los diarios más importantes del mundo. Sus medidas aproximadas son 38 x 58 cm.

Tabloide: posee un pequeño formato, sus medidas aproximadas son 29 x 38 cm. En la actualidad la creación de páginas mediante sistemas electrónicos hace que este formato sea el que más ha crecido, sobre todo por su aplicación a los magazines semanales y por razones económicas.
Según su contenido,  históricamente también se diferencian dos tipos de prensa: la tradicional o conservadora y la sensacionalista o amarillista, que se han desarrollado en un contexto competitivo por la obtención de lectores.

La tradicional o conservadora, severa en su diseño y contenido, es considerada una prensa de “élite” y se caracteriza por su autosuficiencia financiera, calidad en la redacción de la noticia, ausencia de sensacionalismo, atención a temas como la política nacional e internacional, la economía, la cultura, la educación y la ciencia y por el mantenimiento de una línea de opinión y un análisis interpretativo de los hechos. Estas características la convierten en la prensa más influyente en la opinión pública y los círculos dirigentes, hecho que en muchas ocasiones no coincide necesariamente  con una mayor difusión.

La sensacionalista o amarillista, busca motivar las fibras sensibles de sus lectores mediante el empleo de diversos recursos. Básicamente busca contar o mostrar aspectos de una noticia que no tienen como fin comunicar para el bien de la comunidad algo en particular, sino mostrar aquellos detalles que rodearon las circunstancias, detalles que, en muchas ocasiones, pertenecen a la intimidad de los protagonistas de la noticia.

Decir que tal o cual medio es amarillista es, en pocas palabras, decir que es inescrupuloso, que carece de ética, de responsabilidad social, pero, sobre todo, que se aprovecha del dolor o los malos momentos de otros para lograr mayor audiencia y obtener más beneficios económicos.

Son muchos los debates que al respecto se han hecho, y aunque la definición es claramente negativa, el problema radica en que el público  continúa demostrando, a la hora de elegir un medio, que esta clase de periodismo sí vende a pesar de los pocos beneficios que conlleva.

En algunos países la prensa abandona esta doble opción tipológica y se constituye como prensa de partido. Su absoluta dependencia ideológica les confiere un estilo inequívoco y se dirigen por lo común a un sector de lectores ya convencidos de antemano de la visión de las ideas y cosas que el periódico predica. Sin embargo, eso no impide que en ocasiones tales publicaciones alcancen un alto nivel de calidad informativa.

Deja un comentario

Archivado bajo periódicos